Requisitos para adoptar un niño en España

La adopción es uno de los procesos naturales más considerados por parejas de todo el planeta durante mucho tiempo. Tener un bebé es un deseo que muchas parejas tienen puesto que es la manera de iniciar o dar paso a formar una familia. Muchas mujeres tienen instinto maternal así como hombres que poseen el paternal; y sin embargo, un porcentaje considerable de estas parejas se inclinan por opciones o vías posibles como la adopción debido a la imposibilidad de tener hijos. Por ello, te indicaremos los requisitos para adoptar un niño en España, país donde esta alternativa es tomada en cuenta como una vía llena de esperanzas, oportunidades y objetivos de bienestar emocional.

Pese a ser un país con renombre en este tipo de trámites, pocos son los ciudadanos que conocen la información necesaria y requerida para llevar a cabo este tipo de procesos. En la actualidad se han formalizado mucho más las normas administrativas para adoptar en el país europeo, esto como medida de seguridad para realizar el procedimiento con mayores garantías.

Dichas medidas son implementadas a mayor profundidad, pues el 2% de los niños adoptados sufren problemas de adaptación en su nuevo hogar por el ambiente en el que ahora habitan. En este caso, también se consideran los diversos factores que pudieron influir en su situación vivida años previos a la adopción. A través del siguiente artículo conocerás las condiciones para adoptar un niño en España.

Requisitos para adoptar un niño  en España

Como bien es sabido, la adopción consiste en integrar a un miembro nuevo en la familia o bien sea el paso fundamental para formar una. En estos casos, se llevan a cabo los procesos de adopción con el fin de empezar algo nuevo; algo considerado por muchos como una decisión realmente importante y extraordinaria.

No obstante, los requerimientos para adoptar un hijo en España son los siguientes:

  • De acuerdo al artículo 175 del Código Civil, el o los padres que deseen adoptar un niño en España, deben tener como mínimo 25 años de edad. En este caso, es válido que solo uno cumpla con este requerimiento.
  • La diferencia de años entre la persona adoptante y el menor no debe sobrepasar los 45, pero a su vez, no debe ser inferior a los 16. En algunas comunidades es válido no superar el límite de los 40 años. Esta diferencia puede ser aplicable en uno de los dos padres de ser ese el caso. La diferencia de edad máxima puede ser alta o superior en caso de que los adoptantes decidan adoptar un grupo de hermanos o menores en condición de discapacidad o condiciones especiales.
  • Previamente, las personas interesadas en adoptar deben presentar la solicitud o permiso en el Registro de Adopciones. A su vez, deben solicitar autorización del Servicio de Protección de Menores.
  • Legalizar el recibimiento familiar adoptivo y preadoptivo.
  • Para asegurar el bienestar del adoptado, el o los padres deben cumplir con las características psicológicas y capacidades económicas necesarias para llevar a cabo el trámite.
  • El o los padres del menor deben reunir con los requisitos necesarios y adecuados para prestarle la atención suficiente en cuanto a niveles de salud físico y mental.
  • Presentar las condiciones adecuadas necesarias para brindarle al menor la posibilidad y disponibilidad de cubrir sus derechos y deberes en los niveles educativos.
  • En caso de ser dos los adoptantes, la pareja debe haber cumplido con una convivencia familiar mínima de dos años.
  • Debe haber voluntad, motivación, actitud y aptitud para la adopción del menor al momento de presentar los trámites de adopción.

  • En algunas regiones de España, la comunidad autónoma le solicita a los interesados en realizar el trámite de adopción que sean residentes en la misma provincia donde ejecutan el mismo.

Nota: cualquier ocultamiento o valoración falsa que se inspeccione en uno de los requisitos anteriormente planteados, traerá consigo la negatividad o negación de la solicitud y trámite de adopción. No obstante, los requisitos o condiciones pueden variar dependiendo de la zona donde se realice el proceso de adopción.

No se puede adoptar a un descendiente, pariente en segundo grado como hermanos o nietos ni está permitido realizar trámites de adopción por más de una persona, excepto en los casos de matrimonio.  

Documentos a consignar para adoptar en España

Este procedimiento es sumamente sencillo; sin embargo, en el mismo se debe poseer paciencia pues los trámites demoran cierto tiempo. Este detalle es recalcado en todas las instituciones autónomas que agilizan la adopción. Los documentos que deben consignar el o los padres que desean realizar el proceso de adopción en España son los siguientes:

  • Fotografías de todos los miembros de la familia en la que pertenecerá el menor. Las dimensiones de estas deben ser 10 centímetros de ancho por 15 de largo.
  • Certificado municipal que le acredite a la familia el estado de la residencia actual en la que habita.
  • Constancia de Antecedentes Penales.
  • Si la adopción será llevada a cabo por una pareja, esta debe exhibir una copia completa del libro familiar o en su defecto una constancia que especifique la unión estable de dicha relación no menor de dos años.
  • Certificados médico de los padres que desean adoptar y de los familiares que habitan la residencia o domicilio.

  • Constancia de ingresos o actividad laboral que especifique el salario de las personas interesadas en realizar el trámite de adopción.
  • Copia de la declaración del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de los individuos interesados en realizar el trámite de adopción. En su defecto, es válido presentar una copia del certificado del salario bruto y neto.
  • Copia del título de propiedad del domicilio donde residirá el menor. En este caso, también es válido exhibir el contrato de arrendamiento.
  • En algunas regiones, se solicita el acta de matrimonio.
  • Dependiendo de la provincia en la que el o los padres realicen el trámite de adopción, es válido exhibir otros documentos que se exijan o consideren necesarios para completar el procedimiento.

Beneficios de adoptar un niño

Este tipo de alternativas trae consigo beneficios y puntos positivos en la vida tanto del o los padres adoptivos, del niño adoptado como de la familia en la que se incorporará seguidamente el menor. Dicha importancia y relevancia la puedes hallar a continuación:

  • La adopción de un menor le brinda a la familia un gran sentimiento de alegría, emoción y prosperidad.
  • La adopción es considerada como una segunda oportunidad, tanto para los padres como para el niño.

  • Surgen oportunidades de relaciones familiares mucho más profundas y dedicadas puesto que hay un nuevo miembro en la familia.
  • Los padres pueden obtener las capacidades y conocimientos necesarios sobre lo que significa adoptar un niño.
  • Si los padres están financiera y psicológicamente preparados para realizar la adopción, el niño tendrá la emoción, el amor y apoyo necesario para adaptarse al nuevo núcleo familiar.
  • Posibilidad de adquirir un nuevo ambiente familiar y, por supuesto, un nuevo hogar.
  • Si los padres tienen la posibilidad, el niño podrá tener hermanos o hermanas en el futuro.
  • Si los padres están financiera y psicológicamente preparados para realizar la adopción, el niño tendrá oportunidades de asistir a la escuela y posteriormente a la universidad.

  • El niño podrá contar con asesoramiento y apoyo para cumplir sus metas y sueños.
  • El niño tendrá acceso a una vivienda y a un ambiente familiar estable.
  • Los padres podrán acceder a realizar sus sueños desde el punto de vista personal y colectivo.
  • El niño podrá tener acceso a opciones médicas y personales.
  • El niño tendrá la posibilidad de recibir consejos y soporte en su vida personal.
  • Cumplir con el rol que le corresponde a cada uno en su núcleo familiar y la posibilidad de experimentar la felicidad que no se tendría si no estuvieran todos unidos.
  • El niño tendrá la posibilidad de determinar su idoneidad y sentido de la responsabilidad así como otros valores fundamentales.
  • El ambiente óptimo del hogar crecerá efectivamente en todos los aspectos, siempre y cuando los padres estén financiera y psicológicamente preparados para realizar la adopción.

Deja un comentario