Requisitos para Declararse Insolvente en Chile

Si eres ciudadano chileno y posees insuficiencia monetaria para la cancelación de una deuda, entonces toma nota de los requisitos para declararse insolvente en Chile.

Se dice que una insolvencia puede ser de tipo provisional o definitiva. En el caso de la insolvencia provisional, significa que cuando hay falta de liquidez patrimonial, el deudor no tendrá permitido la cancelación de sus deudas. En la insolvencia definitiva se da cuando los bienes que posee una persona no solventan las deudas del mismo.

Cuando el activo es mínimo al pasivo reclamado, quiere decir que nos encontramos en bancarrota o lo que llamamos declararse insolvente.

Requisitos para Declararse Insolvente en Chile

Para declararse insolvente es necesario que las personas cuenten con:

  1. En las deudas caducadas los ciudadanos deben tener dos (2) o más obligaciones, esto por un tiempo continúo aproximado de noventa (90) días. Durante este periodo o tiempo deberá ser exigible, esto quiere decir, que las obligaciones deben ser diferentes y las mismas tendrán que sumar y tener como resultado final ochenta (80) UF (Unidades de Fomento).
  2. Los ciudadanos no deben recibir ninguna notificación de demanda por cualquier discernimiento ejecutivo o liquidación forzosa por ninguna circunstancia que no sea de origen laboral.
  3. Las personas que requieran chequear si poseen una demanda afiliada a su RUT.

Dentro de la documentación necesaria para declararse insolvente en Chile se encuentran:

  1. Declaración jurada de la persona donde se señale a través de una lista todas las deudas correspondientes.
  2. Contar con una declaración jurada donde se reflejen todos los ingresos con su debida documentación.
  3. Disponer de una declaración jurada manifestando todos sus bienes, así como los que expone la ley.
  4. Presentar como referencia que es un ciudadano deudor una declaración jurada.
  5. El solicitante debe contar con una declaración jurada donde se refleje que el mismo no ha sido informado de una demanda que sea a través de una liquidación o cualquier otro discernimiento de carácter ejecutivo.
  6. Es importante que el ciudadano posea una propuesta de todas las responsabilidades para la renegociación.

Además de la documentación antes mencionada los interesados (a) deben anexar en original y copia lo que a continuación señalaremos:

  1. Presentar tanto el representante como la persona deudora de la cédula de identidad
  2. En caso que sea necesario y sea su caso debe entregar el acta de matrimonio.
  3. Contar con la documentación donde se muestren las deudas caducadas y las vigentes.
  4. Presentar a través de una certificación donde figure el RUT los doce (12) últimos meses de cotizaciones.
  5. Constancia de ingresos del solicitante.
  6. A través de la Comisión para el Mercado Financiero se debe realizar la documentación de la deuda.
  7. Documento manifestado por el Boletín Comercial el comprobante de deudas.
  8. Describir los gravámenes, vehículos, inmueble, entre otras garantías de posesión de los bienes sujetos a la red de inscripción previamente actualizada.
  9. Valoración de los muebles y documentación de avaluó fiscal de los inmuebles del solicitante.
  10. A través del Servicio de Impuestos Internos en el Formulario número veintidós (22) y veintinueve (29), el ciudadano deberá presentar la carpeta tributaria donde desea conseguir el crédito.
  11. Boleta de honorarios documento referente a la culminación de los tres (3) últimos años.
  12. (BTE´s), boletas de honorarios de terceros de los tres (3) últimos años.
  13. Aviso donde se manifieste los tres (3) últimos años de los ingresos de los agentes retenedores.

A través de este proceso el solicitante deudor logrará efectuar la renegociación de las respectivas responsabilidades y deudas, para decidir con los acreedores cual será el siguiente paso a seguir.

Dentro de los pasos a seguir se recalcan tres (3) recepciones estas son:

  1. La llamada determinación pasiva.
  2. La renegociación.
  3. La ejecución de acuerdo b.

Procedimiento para declarase insolvente en Chile

Toda persona que desee declararse insolvente lo puede realizar ya que el mismo es un método gratuito, opcional y administrativo que tiene como intención llevar a un convenio las deudas de cualquier individuo deudor para que sea cancelado el pago de la misma, a través de la “Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento”.

Pueden aspirar a estos procedimientos aquellos ciudadanos naturales que como deudora sean competente. Esto significa que estas personas no deben haber manifestado boletas de honorarios en los últimos veinticuatro (24) meses.

Para realizar el trámite existen dos (2) maneras para efectuarlo. Veamos:

  1. Dirigiéndote a la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, podrás efectuar el trámite en el horario comprendido de 9:00 am a 2:00 pm de lunes a viernes. Dirección: Hermanos Amunátegui número 228, Santiago Chile.
  2. Otra opción viable es dirigirse a las agencias regionales para procesar su solicitud.

Una vez escogido el sitio donde desea efectuar su trámite, deberá solicitar el comienzo del procedimiento concursal para el inicio de la renegociación. Para ello deberá:

  1. Hacer entrega de los antecedentes que fueron solicitados.
  2. Importante efectuar la petición del procedimiento.
  3. Tener a la mano el recibo correspondiente del ingreso-solicitud.

Proceso para la declararse insolvente vía online en Chile

Para efectuar el procedimiento vía online para declararse insolvente es necesario que los interesados (a) efectúen lo que a continuación mencionaremos:

  1. Ingresa vía online al portal de la organización para efectuar el trámite en línea.
  2. A continuación, debe elegir iniciar el procedimiento para la renegociación.
  3. Seguidamente deberás colocar el RUT, y la clave correspondiente para luego autenticar dando un clic e inmediatamente iniciar.
  4. Al iniciar el solicitante deberá completar la información que se solicita, adjuntar la documentación que señale el sistema y para luego finalizar el proceso.

Nota: Al efectuar el trámite el solicitante recibe un comprobante de ingreso.

¿Qué es la Ley 20.720?

Todo ciudadano que se declare en quiebra la ley 20.720 les ayudará. Aquella persona que es dueña de un domicilio, trabajo, estudiante del nivel profesional puede declararse insolvente, esto si su condición de endeudamiento excede su capacidad de pago considerablemente.

Ventajas de la Ley 20.720

Dentro de las principales ventajas que encontramos en esta Ley se encuentran:

  1. La ley te permitirá salir de Dicom y aceptar quedarse sin deudas.
  2. Determinar al deudor el tiempo de cancelación y la oportunidad de perdonar los intereses.
  3. Se brinda durante el trámite la posibilidad al deudor de contar con protección financiera, esto beneficia a la persona y para no quedar comprometido (a) en una confiscación o un incremento de intereses.
  4. Aquellos procesos que solían durar aproximadamente dos (2) años, en la actualidad la ley reduce los tiempos a aproximadamente cuatro (4) meses.
  5. Podrá declararte en quiebra las veces que lo consideres necesario, esto cumpliendo previamente con el lapso de tiempo de cinco (5) años para cada procedimiento.

Nota: Es importante mencionar que el tiempo avanzará desde el momento que aceptes la quiebra.

Opciones del Deudor

En las opciones que tiene el deudor existen dos (2) opciones. Veamos:

La Re-negociación de la deuda

El ciudadano con esta opción podrá negociar con los organismos que le deben dinero y podrá lograr la reducción en la cantidad, el perdón de los intereses o la obtención de un nuevo periodo de cancelación.

Esta opción permite ayudar a aquellas personas que deben cancelar y ser responsable de su deuda con algunos parámetros establecidos.

La liquidación de los bienes

Al elegir esta alternativa el ciudadano (a) deberá colocar sus pertenencias o bienes a la disposición de un respectivo remate y con el dinero recolectado solventar la deuda.

Toda persona que desee estar en estado de insolvencia debe reunir los requisitos para declararse insolvente en Chile, para posteriormente agilizar el trámite correspondiente de su caso.

Deja un comentario