Requisitos para pedir un crédito hipotecario en Chile

Todos soñamos con tener nuestra propia vivienda cuando llegamos a la adultez. Para hacer realidad este sueño, muchas veces es necesario solicitar un financiamiento. Si es tu caso, en este artículo te indicaremos los requisitos para pedir un crédito hipotecario en Chile.

Cabe destacar que estos préstamos son dados por los bancos, lo que convierte en una tarea importante revisar las condiciones que solicita para otorgar dicho crédito.

Requisitos para pedir un crédito hipotecario en Chile

Al momento de realizar la petición al banco, es importante que cumplas con un mínimo de condiciones que cualquiera de estas entidades financieras te solicitará, las cuales son:

  • Presentar documentación o cédula de identidad.
  • Tener un mínimo de 18 años. Algunas instituciones conceden estas solicitudes a personas con una edad mínima de 21 años.
  • Poseer nacionalidad chilena o ser extranjero nacionalizado.
  • Es importante que no tengas antecedentes por deudas y mucho menos que tengas un endeudamiento vigente.
  • No debes estar en Dicom.
  • Debes poseer un año, mínimo, de antigüedad laboral. En caso de ser un trabajador independiente, debes solicitarlo un año después de haber comenzado actividades comerciales.
  • La cuota a pagar, mensualmente, no debe superar el 25% de tu sueldo.
  • De igual forma, cuando te sea aprobada la solicitud, deberás dar por adelantado un pie. Esto debido a que los bancos no cubren el 100% de los créditos. En la mayoría de los casos cubren 80% del valor del inmueble y máximo el 90%, solo si tienes un ingreso líquido mensual elevado.
  • Algunos entes financieros solicitan la credencial de estado civil y domicilio fiscal.
  • En caso de ser un trabajador independiente debes presentar la última de impuestos.

Una vez que procedas con la solicitud, el banco hará una valoración del coste de la propiedad y solicitará diferentes documentos que variaran de acuerdo a sus políticas financieras.

Solicitud para un crédito hipotecario

Una vez cumplas con los requerimientos que solicite el banco de tu preferencia, deberás pedir una pre-solicitud con la cual la institución financiera determinará si debe o no otorgarte el crédito.

Previo consentimiento del crédito

Al momento de solicitar este tipo de financiamiento a los bancos, es recomendable tener una fuente de ingresos fijas y que sea medianamente elevado, pues de ser así la persona deberá cancelar una cuota mensual de 25% de su sueldo.

En el caso de los trabajadores independientes, esta cuota variará e incrementará por el simple hecho de no poseer un ingreso mensual fijo.

Monto del crédito

Por lo general, los bancos suelen otorgar créditos entre 80 y 90% del valor del al propiedad. En muy raras ocasiones conceden créditos que cubran el valor total del inmueble.

Clasificación de las tasas de interés

Existen tres tipos de tasas de interés que son:

  • Fija: permite que el porcentaje o cuota mensual que pagues durante el crédito, será el mismo. Sin importar cuánto tiempo dures cancelándolo y las variaciones de la economía, se mantendrá hasta el final. Aunque son las cuotas más elevadas, tienen menos riesgo de variar.
  • Variable: el porcentaje que se cancela con esta tasa varía semestral o anualmente. Puede aumentar o disminuir en función de la economía del país.
  • Mixta: desde el momento en que se acepta la solicitud del crédito, el banco establece un porcentaje fijo por un lapso de tiempo de 3 a 10 años. Una vez cumplido, la tasa variará de acuerdo a lo anteriormente establecido entre la entidad bancaria y el cliente.

Pago de la hipoteca

Una vez aprobado la solicitud de crédito hipotecario, podrás cancelar cualquiera de los 10 primeros días hábiles del mes. Luego te enviarán un “Aviso de Vencimiento” que podrás elegir pagar por caja o afiliar a tus cuentas para que sea cancelado automáticamente.

Pago por adelantado

Si deseas acortar el plazo de pago de la hipoteca, manteniendo el valor fijo de las cuotas, o cancelar gran parte del monto total del inmueble sin alterar el lapso de tiempo restante, puedes cancelar por anticipado el total o mínimo el 10% del saldo adeudado cuando lo desees.

La hipoteca

No solo es necesario saber cuál es la documentación requerida para solicitar un crédito hipotecario y los montos por los que puedes optar para cancelar. Es importante que entiendas qué es una hipoteca y que tengas en cuenta siempre qué es lo que las diferentes entidades financieras esperan de ti al momento de procesar la solicitud.

La hipoteca es un servicio financiero que ofrecen los bancos a clientes a modo de préstamo, comprometiéndolos a cancelar el valor de dicho crédito e intereses generados, en cuotas mensuales durante el periodo previamente establecido.

Cuando se solicita un crédito hipotecario, hay dos elementos principales:

  • Se realiza un contrato, en el que se estipulan todos los detalles sobre la consigna del crédito, las obligaciones del cliente como deudor y el plazo en el que será cancelado el mismo.
  • También ofrece una garantía: el domicilio que se adquiere. Esta garantía permite al banco que, en caso de impago, pueda quedarse con el bien hipotecado.

Característica del crédito hipotecario

  • Es un compromiso inversionista de gran importancia para el futuro.
  • Tienen un costo alto y el plazo para pagarlos suele ser largo.

Es por esto que se recomienda tener un sueldo medianamente alto, fijo y un ahorro con el que se pagará el pie del crédito.

Clasificación de préstamos hipotecarios

Las distintas entidades bancarias ofrecen varias opciones de crédito para adquirir un inmueble. Los más comunes son:

  • Préstamo hipotecario con letras de crédito. El banco financia letras hipotecarias cuyo precio variará de acuerdo al mercado, generando una diferencia negativa o positiva entre el valor de la letra y el precio al que es dada.
  • Crédito hipotecario endosable. El banco financia el valor del préstamo con sus propios recursos, dándole al solicitante el monto correspondiente que luego cancelará en cuotas con valores fijos.
  • Préstamo hipotecario no endosable. Este crédito es igual al anterior. Se diferencia únicamente por el hecho de que no puede ser transferido por endoso.

Para los trabajadores independientes, existen servicios de créditos hipotecarios, que les permite obtener un inmueble nuevo o usado, para ser cancelado durante un lapso de 5 a 25 años. De igual forma debe dar un enganche mínimo del 10% del crédito y pagar la cuota mensual completa.

Préstamos de hipoteca para jóvenes

Son más económicos que los créditos habituales, porque tienen una menor cuota, gastos inexistentes y los intereses más bajos. Permiten adquirir apartamentos o condominios de cierto tipo, ubicados en determinadas zonas, con el fin de que los jóvenes puedan estudiar y trabajar al mismo tiempo. Por ende, exige menos documentos y el valor que cubre del inmueble es menor.

Crédito hipotecario sin aval

Lo importante al momento de solicitar este tipo de servicios a entidades financieras es la capacidad de pago. Sin importar que el ingreso mensual sea mínimo, mientras demuestres responsabilidad y confiabilidad al momento de pagar, tendrás mayor posibilidad de obtenerlo.

Finalmente, te recomendamos que antes de hacer la solicitud lo pienses, pues será una obligación financiera que deberás asumir por varios años. Tampoco tengas créditos de consumo al momento de hacer la solicitud, pues podrían aprobarte un crédito menor al que podrías optar y debes mantener un buen historial financiero los últimos 2 años antes de hacer la solicitud.

Deja un comentario