Requisitos para entrar en una residencia de ancianos pública en España

Muchas personas al llegar a la tercera edad comienzan a depender de sus familiares, es allí donde se evalúa la posibilidad de proporcionarle un bienestar y una adecuada calidad de vida. En este articulo te daremos a conocer los requisitos para entrar en una residencia de ancianos pública en España.

Las residencias para ancianos son instituciones creadas para personas mayores con el objetivo de que puedan tener una calidad de vida adecuada. En estas residencias los ancianos pueden vivir de forma permanente o temporal. Aquí se ofrecen servicios de atención sociosanitaria, ademas de desarrollo personal y la misma cuenta con profesionales con formación especializada en geriatría.

Las residencias privadas suelen tener precios elevados, mientras que las públicas cuentan con pocas plazas, es decir, son limitadas.  

Requerimientos para entrar en una residencia de ancianos pública en España

Requisitos para entrar en una residencia de ancianos pública en España

Para conocer los requerimientos para el ingreso a una residencia de ancianos pública en España es indispensable reunir lo siguiente:

  1. Contar con sesenta y cinco (65) años de edad o más. Si la persona de la tercera edad posee dependencia ya sea moderada o severa y tiene sesenta (60) años puede ser ingresada o ingresado en una residencia de ancianos.
  2. Habitar en el municipio donde este ubicada la residencia pública donde se inscribió.
  3. Tener su correspondiente nombramiento como ciudadano dependiente de manera médica y social.
  4. No debe tener ningún tipo de sanción  en cualquier plaza con titularidad pública.

Importante: Siempre es bueno contar con varias alternativa como el acceso a los servicios más individualizado y personalizado para ingresar a una persona en una residencia de ancianos, representando una calidad máxima para el bienestar de estas personas.

Además, es necesario que cuentes con lo siguiente:

  1. En la comunidad autónoma en la Consejería de Asuntos Sociales, el interesado (a), deberá efectuar la solicitud en modelo normalizado.
  2. Disponer del DNI, permiso de residencia o pasaporte.
  3. En modelo normalizado, el solicitante debe presentar la declaración jurada de bienes e ingresos.
  4. Certificación de convivencia: Los integrantes familiares del solicitante, deben tener acreditada su residencia en la comunidad autónoma donde efectúan la solicitud. Si los solicitantes no habitan en el sitio o lugar donde se solicito la plaza, se debe justificar cuales son las circunstancias que ocurrieron para efectuar el ingreso en ese establecimiento residencial.
  5. Declaración del Impuesto sobre el patrimonio y IRF, que corresponda al último ejercicio. De lo contrario se debe presentar la certificación de negación de no que no se efectuaron.
  6. Pensiones percibidas o certificación de la pensión.
  7. En modelo normalizado presentar el informe médico.
  8. Cuentas bancarias o cartillas, debe aparecer como titular el solicitante, además de verse reflejados los movimientos de los últimos meses.
  9. En la Gerencia Territorial del Catastro, deberá solicitar la certificación relativa al Impuesto sobre Bienes Inmuebles Rústicos y urbanos.
  10. El informe social: Presentarlo en modelo normalizado, donde se refleje la situación socio-familiar y personal del solicitante, valorando la necesidad social de la residencia.

Trámites para entrar en una residencia de ancianos pública en España

Los tipos de residencias de ancianos en España

Entre los tipos de residencias de ancianos tenemos:

  1. Residencias Privadas: Son residencias que no cuentan con financiamiento público, estas pueden tener un precio total de la estancia asumida por los familiares o los residentes. Pueden llegar a costar un aproximado cada mes de 1.800€.
  2. Las Residencias Públicas: Financiadas por la administración pública, se suele cancelar un costo.
  3. Residencias Concertadas: Son gestionadas por algunas empresas que ofrecen plazas a través de concesiones públicas.

¿Qué tipos de personas pueden ingresar en una residencia de ancianos pública en España?

Los ciudadanos que sean reconocidos como mayores y posean más de sesenta y cinco (65) años podrán ingresar en una residencia de ancianos. Anteriormente una persona mayor de sesenta (60) años se consideraba una persona mayor (anciano). Sin embargo, hoy en día estas personas se mantienen en excelentes condiciones tantos físicas como mentales.

Cabe mencionar que ciertas normas de autonomía son aplicables en cuanto a los servicios sociales que permiten el ingreso a los ciudadanos que estén por debajo de la edad antes mencionada. En España muchas de estas personas ingresan en estas residencias con más de ochenta (80) años de edad.

Un factor muy importante y decisivo para entrar en una residencia de ancianos es el grado de dependencia que tenga estas personas más que su edad.

Formas de obtener una plaza para entrar en una residencia de ancianos pública en España

En España existen muy pocas plazas para el ingreso de una persona a una residencia de ancianos pública, esto significa que aproximadamente se cuenta con un cuatro porciento (4%) de plazas que equivalen a casi doscientas (200) para la población española, lo que indica que son insuficientes para la demanda que se solicita para este servicio.

Un obstáculo terrible para las personas que buscan una residencia de ancianos con modalidad asistencial son muy escasas. Actualmente la Ley de Dependencia no cubre todas las necesidades de los ciudadanos de españoles.

¿Qué tipos de personas pueden ingresar en una residencia de ancianos pública en España?

Pasos para entrar en una residencia de ancianos pública en España

A continuación, mencionaremos el procedimiento a seguir para entrar en una residencia de ancianos pública:

  1. Como primer paso se debe solicitar previamente una cita. Si el adulto mayor no puede acudir, podrá asistir un familiar.
  2. Un trabajador social te visitará, tras la visita a la residencia de ancianos de manera seguida se le asignará a través de los servicios sociales un trabajador social.
  3. El trabajador social acudirá de manera presencial a la vivienda del solicitante para efectuarle la evaluación del grado de dependencia que tiene el ciudadano (a).
  4. Tener lista la documentación el día de la visita. Se evaluará las capacidades físicas y las capacidades cognitivas.
  5. Disponer de toda la documentación necesaria a la mano, para poder llenar la solicitud y firmarla. Luego se debe evaluar la relación de dependencia adecuadamente.
  6. Recibirá una carta en su residencia, allí se debe explicar como ha sido la evaluación y como se ha tomado la resolución de la solicitud.
  7. Se debe indicar el nivel de dependencia y el grado si la persona lo posee.
  8. Seguidamente el solicitante tendrá una nueva cita con el trabajador social, debe tener a la mano la correspondiente carta y el trabajador detallara el contenido que tiene la misma.
  9. Se le indicará las prestaciones y los recursos con los que se puede acoger a un ciudadano mayor de acuerdo a la Ley de dependencia.
  10. Finalmente, el interesado (a) deberá esperar que le sea asignada la residencia pública. Recuerda que la distancia máxima debe ser de cincuenta (50) kilómetros de su anterior residencia.
Nota: Ten en cuenta que la asignación es sumamente lenta y muchas veces se suele esperar varios meses para poder ingresar.

Pasos para entrar en una residencia de ancianos pública en España

Precios de una residencia de ancianos pública en España

Las plazas de las residencias de ancianos públicas cuentan con los siguientes costos:

  1. Para las plazas residenciales el costo es de 825€ aproximadamente.
  2. Los centros de día, cuentan con un precio de aproximadamente 925€.

Cabe destacar que la población española desconoce los precios de las residencias de ancianos para las personas mayores que son dependientes.

Pasos para entrar en una residencia de ancianos pública en España

Beneficios que ofrece una residencia de ancianos

Veamos a continuación lo que ofrece una residencia para los ancianos:

  1. Alimentación: Se cuenta con un nutricionista ofreciendo una alimentación balanceada, con el objetivo de mantener a los adultos mayores bien nutridos y alimentados.
  2. Para mantener activos a los abuelos, se cuenta con actividades para mantener a los ancianos con agilidad en las residencias.
  3. Para socializar se cuenta con eventos para mantener entretenidos a los adultos mayores.
  4. Los servicios sociales: se efectúan actividades para hacer que los adultos mayores se sientan en un ambiente familiar, sobre todo a los que no tienen su propia familia.
  5. Se cuenta con transporte para el traslado de los adultos mayores ya que muchas veces se organizan viajes de recreación y entretenimiento.

Pasos para entrar en una residencia de ancianos pública en España

Para brindarle a los adultos mayores una vida tranquila solo debes reunir los requisitos para entrar en una residencia de ancianos pública en España.

 

Deja un comentario