Requisitos para ser mediador en España

Si deseas ayudar a una persona que se encuentre en algún problema por disputa en el ámbito laboral o familiar, entonces es necesario que reúna los requisitos para ser mediador en España.

La profesión de un mediador es intentar dar paz a aquellas personas que se encuentren afectados por situaciones de problemas o disputa, ya sea en el ámbito laboral o familiar.

En el año 2012, la ley de España otorga esta figura de mediador profesional que desean resolver conflictos facilitando comunicación, asesoría, información para obtener un acercamiento, manteniendo en todo momento una posición neutral e imparcial.

El mediador debe alcanzar un acuerdo entre las partes involucradas y posee un carácter de neutralidad. La imparcialidad se refiere a la necesidad de ser íntegro y poseer un equilibrio para el respeto de los puntos de vista de ambas partes, sin actuar con interés o perjuicio.

Requisitos para ser mediador en España

Para ejercer como mediador es necesario contar con los siguientes requerimientos:

  1. Los ciudadanos que sean de carácter natural podrán ejercer como mediadores.
  2. Los individuos de carácter jurídico que se dedican a la mediación en lo profesional o en las sociedades.
  3. Disponer del título universitario por la formación que sea oficial.
  4. Para poder ejercer la mediación es necesario contar con una formación específica como profesional superior.
  5. Efectuar los cursos que imparten las instituciones que sean acreditadas para ser mediador y ejercer su actividad en todo el país español.
  6. Se debe encargar de suscribirse a través de un seguro o una garantía.

Requerimientos para la formación de los mediadores en España

Los mediadores deberán cumplir con las siguientes competencias para su formación. Veamos:

Las competencias de carácter comunicativas

Los mediadores deben tener la cualidad de poder guiar el proceso de comunicación que sea positiva y asertiva.

Poseer la habilidad como mediador de identificar algunos aspectos que serán la clave para la información y la indagación entre los afectados.

Las competencias de carácter social

Tiene que ver con las relaciones humanas que son abordados con carácter interpersonal, para ello se deben tener algunas habilidades sociales a través de la empatía, emociones, confiabilidad, entre otros aspectos.

Las competencias de carácter personal

Estas son las que se aseguran a través de la capacidad de análisis de las situaciones a enfrentar.

La toma de decisión que demandan sus intervenciones y el proceso adecuados y que clasifiquen para los casos pertinentes.

Además se requiere para la mediación la formación de las siguientes opciones:

  1. Posgrados, certificados de profesionalidad y los cursos de media y corta duración.
  2. Los posgrados y los másteres ofrecen formación que se encuentra homologada.
  3. Los registros por “Mediación y Derecho Privado de la Generalitat de Catalunya” para los profesionales que deseen apuntar al mismo.
  4. Con respecto al ámbito privado, el ejercicio profesional posee un amplio abanico de opciones a escoger.

Proceso para el registro de los mediadores en España

Para ejercer como mediador es necesario encontrarse inscrito en la base de datos nacional del Registro de Mediadores. Veamos:

  1. Se debe conocer el tipo de mediador especificando si es institucional o persona natural.
  2. Se debe ingresar vía online en la página oficial del Gobierno para formalizar el registro.
  3. Al ingresar en la página el solicitante deberá seleccionar el tipo de trámite a efectuar, esto según la categoría que le corresponda y las características en general.
  4. Por último, deberás efectuar el llenado de la solicitud para el proceso de inscripción.

Sueldo de un mediador profesional en España

La remuneración de esta profesión depende del lugar donde se ejerza ya que tiene una gran diferencia en las ganancias.

Además uno de los principales motivos es la cantidad de personas que recurren por provincia a los mediadores, es por ello que en las provincias  del sur el salario es mucho mejor que en las provincias del norte. 

Los mediadores que poseen más experiencias obtienen una ganancia mejor que aquellos mediadores que se encuentran iniciando en este empleo, entre otras condiciones que son tomadas en cuenta, en cuanto al salario.

También suele influir la experiencia y si es un trabajador contratado o autónomo.  En cada caso un mediador puede ganar un sueldo promedio de mil quinientos (1500) euros al mes aproximadamente y puede llegar a alcanzar aproximadamente tres mil seiscientos (3600) euros por mes.

Estos sueldos dependerán directamente de la compañía o empresa con la que trabajes.

Características que debe tener un mediador en España

A continuación mencionaremos algunas de las cualidades que debe tener una persona para ser mediador profesional:

  1. Establecimiento de las normas: Para el buen funcionamiento de una mediación entre ambas personas se deben establecer ciertas normas.
  2. No juzgar: Los problemas se deben canalizar y no deben verse como algo positivo o negativo, se debe buscar la forma de abordar a través de los mediadores. Los mismos no deben convertirse en jueces sino en una pieza fundamental en la resolución de conflictos.
  3. Saber escuchar activamente: El mediador debe ser una persona capaz de escuchar y comprender a aquellos individuos que se encuentran afectados a causa de un problema o conflicto sin emitir ningún tipo de juicio.
  4. Se debe respetar la confiabilidad: En la mediación es fundamental mantener la lealtad y el respecto a la confiabilidad de los individuos.
  5. Transformar el conflicto: Para la resolución del caso a partir de la escucha, el mediador debe crear iniciativas transformadoras.
  6. No se debe sancionar: Si eres un mediador voluntario, el mismo no posee la capacidad como mediador para realizar sanciones en un conflicto.
  7. No se deben dar soluciones: Los mediadores no deberán solucionar los conflictos de las personas afectadas. El mismo tiene la función de clarificar, escuchar y crear opciones, solo las personas afectadas tienen la posibilidad de resolver sus problemas.
  8. Saber cómo parafrasear: El mediador debe saber interpretar o parafrasear lo que la persona le ha declarado acerca del conflicto, esto permitirá que otros individuos incluyan palabras que los involucrados no han expresado. La palabra en la mediación es algo esencial ya que de ella dependerá la resolución del conflicto.

Beneficios de ser mediador en España

A continuación mencionaremos los beneficios que obtienen las personas al ser mediadores:

  1. Un menor costo económico: Cuando se efectúa una mediación en cualquier clase de litigio la mejor alternativa siempre va a hacer la económica, sin necesidad de acudir a procesos judiciales generando gastos extras.
  2. Un menor costo emocional: Al mediar se disminuye el enfrentamiento y la tensión entre ambas partes facilitando el entendimiento y las relaciones interpersonales para favorecer la comunicación la mediación. Es necesario ser el protagonista para una buena solución entre las partes dentro de la maquinaria de la justicia.
  3. Una mayor rapidez: El ahorro de tiempo supone una mayor mediación en el procedimiento para la resolución de un conflicto en periodos cortos. Este procedimiento suele ser más breve que acudir a lo judicial, los mismos suelen durar entre un (1) año o más.
  4. No existen perdedores ni ganadores: Siempre ambas partes deben ganar ya que solo se busca el acuerdo y la satisfacción para evitar el resentimiento y poniendo fin al problema o conflicto presentado. Se debe conseguir acuerdos con respeto entre las partes con participación activa entre las partes.
  5. La confiabilidad: La documentación y la información son los principios fundamentales en la mediación para facilitar el proceso y salvaguardar en todo los casos la mediación. Además, la mediación y la confiabilidad apuntan a las relaciones sociales como instrumento para la aplicación de los derechos de la ciudadanía.

Es importante recordar que para mediar con un conflicto o problema es necesario contar con los requisitos para ser mediador en España.

Deja un comentario