Requisitos para ser presidente de los Estados Unidos

Llevar a cabo la organización y gestión de un país es una labor fundamental en todo el planeta. Ser presidente de una república requiere de muchos parámetros, condiciones y en especial: mucha preparación tanto académica como laboral. En términos generales, este aspecto debe ser considerado con bastante profundidad por parte de los electores así como los candidatos quienes aspiran a ser reconocidos por tal cargo. No obstante, por medio de los siguientes párrafos te mencionaremos y explicaremos los requisitos para ser presidente de los Estados Unidos.

Se sabe muy bien que la designación de poderes en una nación es realmente importante y que sin ella no se puede dirigir un país bajo el estatus de la ley y, muchísimo menos, con la aprobación de la ciudadanía.

La opinión pública juega un rol imprescindible en este contexto pues es la encargada de velar por el criterio del ciudadano. En este sentido, no solo es primordial llevar a cabo procesos electorales sino también saber cuáles son las condiciones necesarias para ser candidato presidencial en el país americano.

Dichos requisitos son los que determinarán si una persona está calificada o no para ejercer tan importante labor durante el tiempo establecido según las normativas legales y constitucionales.

Requisitos para ser presidente de los Estados Unidos

Como se mencionó anteriormente, el aspirante a candidato presidencial debe cumplir con ciertos parámetros para de esta manera ingresar a la carrera política. Cualquier persona que cumpla con estas condiciones establecidas en el marco de la ley, podrá llevar a cabo su candidatura. Dichos requisitos, de acuerdo a la constitución de los Estados Unidos, los podrás visualizar a continuación:

  • El candidato para presidente de la república de los Estados Unidos debe ser estadounidense por nacimiento.
  • El candidato para presidente de la república de los Estados Unidos debe tener como mínimo 35 años de edad.
  • El candidato para presidente de la república de los Estados Unidos debe residir en territorio americano al menos 14 años al momento de optar por la opción presidencial.

Nota: se debe considerar que aun cumpliendo con las condiciones anteriores, el candidato puede quedar descartado si ha tomado posesión de este cargo durante dos períodos, si es inhabilitado por juicio político o de llegar a incumplir las leyes y normativas de la constitución estadounidense.

Proceso de elecciones primarias

El proceso electoral presidencial en Estados Unidos se celebra cada cuatro (4) años y a través de él los estados ejecutan un procedimiento tradicional de elecciones primarias meses previos a los comicios cuyos resultados determinarán los candidatos y los descartados.

Entre febrero y junio del año de los comicios se realizan estas elecciones primarias y su determinación puede ser abierta o cerrada. Este proceso es fundamental para realizar las elecciones generales.

Los comicios primarios abiertos exigen que el elector elija a un candidato de cualquier partido político mientras que la elección cerrada exige que solo se vote por un aspirante perteneciente a su partido político.

El resultado de estos candidatos y descartados se llevará a cabo por medio de una votación secreta popular.

Sugerencias para postularse como candidato presidencial

De acuerdo a lo establecido en la ley, estos son los únicos requisitos para ser presidente del país americano.

Sin embargo, existen otros lineamientos que deben tomarse en consideración puesto que este cargo es uno de los más poderosos del planeta; tomando en cuenta aspectos generales en el ámbito político, social y económico.

Anteriormente, era necesario y común ver en la hoja de vida de un presidente haber prestado servicio militar. Sin embargo, el numeral de esta condición no es considerado obligatorio y no surge como necesidad para optar por este puesto.  

Dichos aspectos son considerados como un punto a favor más ante la óptica de la ciudadanía. En ese contexto, es importante saber quién será el próximo candidato y ganador para tomar posesión de la Casa Blanca. Dichos aspectos adicionales a reconocer son los siguientes:

  • Poseer un título universitario. Si bien es cierto que no se cuenta como un parámetro indicado en la constitución, el requisito educativo toma mucho auge y renombre en la carrera presidencial.

La mejor recomendación que puede resultar útil en las aspiraciones del candidato es estudiar carreras o temas relacionados a leyes, historia, estudios y procesos económicos, politología o ciencias políticas, relaciones diplomáticas e internacionales.

Al mismo tiempo, sería buena idea que el aspirante se involucrara en campañas políticas que se realicen en la universidad para de esta manera tomar protagonismo en la carrera política y ser reconocido casi de inmediato.

  • Iniciar la carrera política en un nivel menor. Este requisito es opcional pero también puede resultar útil porque puede hacer notar el nombre del aspirante en un renglón mucho más bajo pero de igual relevancia. Una buena manera de iniciar este campo es involucrándose con la comunidad.

Al realizar este paso, el aspirante debería elegir lo más pronto posible un partido político; siendo este aspecto esencial para dar inicio a su reputación. Lo más importante de todo este renglón es conocer y darse a conocer con las personas.

  • Formar un comité de exploración y visibilidad política. En este contexto, el aspirante debe determinar cuáles son sus oportunidades, cuáles debe descartar y cuáles no. el inicio de una carrera política requiere de personas o grupos determinado con quienes conformar y organizar una campaña. Lo esencial en este caso es nombrar a un director del comité para que realice estas actividades por el aspirante.

Este sujeto debe poseer experiencia política, tener la capacidad de financiar y organizar una campaña y por último y no menos relevante, debe ser una persona conocida y de extrema confianza.

El comité de exploración y visibilidad política es aquel que se encarga de recomendar los mejores temas para la campaña, escoger el eslogan de la misma y el que solicita apoyo de organismos competentes en el área, donantes y contribuyentes, realizar las propuestas políticas y de progreso, discursos y demás aspectos referentes.

De ser positivo este lanzamiento, el aspirante podrá ser reconocido por buena parte de la provincia y desde luego, será una figura pública con alto arraigo popular en todos los estados.

  • El aspirante deberá registrarse en la Comisión Federal de Elecciones (FEC). Este paso debe llevarse a cabo una vez que se reciban los primeros aportes económicos y/o se gasten al menos cinco mil dólares de estos fondos. Este registro debe realizarse 15 días después de tener el control de la cantidad estipulada.

Este departamento tomará en consideración que el aspirante ya se encuentra en la carrera por el cargo al que desea optar; es decir, postulado de manera oficial. Luego de realizar este paso, el aspirante debe informarle al departamento sobre sus ingresos y gastos trimestralmente.

  • Una vez se lleven a cabo los requerimientos anteriormente mencionados, el aspirante deberá anunciar de manera pública u oficial su candidatura.
  • Al contar con el registro y lo demás establecido, adicional a las sugerencias previstas, el aspirante tendrá que disponer de recaudos para ser considerado un candidato fuerte a las presidenciales de ese país. De acuerdo a las estadísticas registradas en los últimos años, la cantidad estipulada suficiente para iniciar esta campaña debe estar comprendida entre mil y dos mil millones de dólares como mínimo. Las fuentes de ingresos deben tomarse en cuenta, tanto las pequeñas como las grandes.
  • Las estrategias de financiamiento de campaña deben ser diversificadas, por lo que es importante tener en cuenta que no solo una fuente es fundamental sino varias. La dependencia de varias organizaciones o partidos es importante en este caso.

  • El aspirante a candidato o presidente de la república debe visitar a los ciudadanos promedio para darse a conocer de la manera más humana y sencilla posible. Lo ideal sería asistir a eventos, comercios, locales grandes y pequeños, iglesias, hospitales, pequeñas y grandes ciudades, tener cercanía con la gente y ser lo más carismático posible pues esta actitud es la que determinará buena parte del porcentaje de los votos.
  • Luego de ganar las elecciones, de ser ese el caso, el aspirante debe asistir a las convenciones electorales y de delegados para organizar su propia delegación. Este debe asegurarse de que estos miembros estén 100% comprometidos con el país.
  • Una vez llegue a la Casa Blanca, el presidente electo debe seguir firme y directo en las promesas y propuestas que realizaste en las campañas presidenciales.
  • Cualquier imagen que salga en los medios, sea positiva o negativa, debe tomársela con suma calma y serenidad pues sus expresiones serán vitales en determinados momentos, incluso más que su palabra.

  • Al realizar los debates, el aspirante no debe olvidar tomar en cuenta sus puntos fuertes sino también los de su adversario. Por ello, debe ser muy convincente y un excelente orador, amén de otras cualidades.

  • Si el candidato resulta ganador, de ser ese el caso, tendrá a su disposición unos meses de recuperación luego de largas campañas, viajes, dinero, debates, ruedas de prensa y demás. Esos meses los puede usar a tu favor para saber cómo empezar a resolver el problema de la nación visto desde la óptica de los ciudadanos y no desde la suya.
  • Vale recalcar y recordar que cada movimiento que se haga, a partir del momento de posesión del cargo en enero del año siguiente a las elecciones generales, será importante para los ciudadanos y la opinión pública en general pues será la que determinará si fue una buena elección o no.

Deja un comentario